Richard Branson, fundado del Virgin Group, ha cerrado un acuerdo de colaboración con la startup (empresa de nueva creación) Boom con vistas a ofrecer vuelos supersónicos de corta duración- de tan sólo 3,5 horas- entre Nueva York y Londres y precios razonables- en torno a los 5.000 dólares.
Con ello, el Grupo Virgin estaría respaldando a la empresa de nueva creación Boom de cara a la construcción de una nueva generación de jets que aportasen tiempos de vuelo extraordinariamente cortos y ventajosos, de aproximadamente la mitad del tiempo actual requerido.

El denominado XB-1 Supersonic Demonstrator, también conocido como Baby Boom, con capacidad de navegación a Mach 2,2 - Mach 1- siendo Mach el término técnico para la velocidad del sonido-, es el modelo representativo de lo que Richard Branson y Boom esperan sea el futuro de los vuelos supersónicos.

En cuanto a capacidad, el XB-1 ha sido diseñado para ser un 10% más rápido que el Concorde, que en su día ofreció vuelos comerciales supersónicos hasta su retirada en 2003. 

La fecha prevista para los viajes de prueba quedará situada a finales del año que viene, sin que haya aún fecha anunciada para el primer vuelo comercial del servicio, mientras que el precio previsto para el viaje de ida y vuelta Nueva York-Londres quedará situado en torno a los 5.000 dólares estadounidenses.


 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply