Que existen vinos especiales y exclusivos es por todos sabido. Sin embargo, menos conocido es cuáles entre ellos conforman el grupo más selecto de entre ellos, a qué precio se cotizan, cuál es su procedencia y qué los hace únicos. En esta publicación, ranking de los vinos más caros del mundo.

Para continuar leyendo, pulsar sobre 'Read More' bajo la imagen.

El primer lugar lo ocupa el AurumRed Serie Oro, el vino más caro del mundo. Su precio por botella es de 17.000 euros (unos 19.300 dólares). ¿Qué lo hace especial? Entre otras cuestiones, este vino, procedente de viñedos de 124 años ubicados en la tierra de Las Pedroñeras (Cuenca, España), recibe un tratamiento de ozonoterapia junto con el agua de riego, complementado con energía derivada de la piramidología, que lo hace único en el mundo. Parte de las cualidades más importantes de este vino libre de químicos, del que sólo se elaboran 300 botellas al año, es que no se avinagra aunque haya pasado tiempo abierto, y que presenta matices y sabores diferentes en función de cómo se gira la copa.

Dejando atrás España, cabe destacar que 7 de los 10 vinos más caros del mundo son procedentes de Borgoña. Ubicándose en segundo puesto, el Richebourg Grand Cru de Côte de Nuits, con un valor de compra en torno a los 13.000 euros (alrededor de 14.800 dólares), tiene como característica principal el hecho de no utilizar procesos químicos en su elaboración. Este vino, de aromas a frutos rojos y negros y especias, es de Henry Jayer, excelente viticultor francés inventor de la maceración prefermentativa en frío, que falleció en el 2006 a los 84 años de edad.

Avanzando, en tercer puesto encontramos el Romanée-Conti Grand Cru, igualmente libre de procesos químicos en su elaboración y uno de los vinos de mayor reconocimiento internacional y más alta gama, cuyo precio de 12.000 euros (unos 13.600 dólares) lo sitúa en el tercer puesto de este ranking de vinos más caros del mundo. La bodega responsable de su producción, cuyos expertos cuidan con gran esmero los preciados viñedos, se encuentra en el mundialmente famoso municipio francés de Vosne-Romanée, en la zona de la Côte de Nuits, célebre por la producción de vinos verdaderamente excepcionales.

En cuarto puesto se encuentra el Cros Parantoux, un exquisito vino de Borgoña procedente de un pequeñísimo viñedo- de tan sólo una hectárea- en la prestigiosa zona de Vosne-Romanée, con precio de venta habitual de 8.000 euros (aproximadamente 9.000 dólares), pero que hace unos años llegó a cotizarse a razón de 195.000 euros (unos 220.000 dólares) en una subasta en Hong Kong asociada a la adquisición de una caja de la cosecha de 1985.
El quinto puesto lo ocupa Scharzhofberger Riesling Trockenbeerenauslese de Egon Müller, vino alemán elaborado en la región vinícola de Mosela- más concretamente Mosel-Saar-Ruwer, donde reina la uva blanca Riesling- cuyo precio medio se sitúa en torno a los 6.000 euros (unos 6.800 dólares). Como dato histórico de interés, cabe destacar que los viñedos Egon Müller Scharzhof han venido perteneciendo a la misma familia desde 1797, habiendo sido anteriormente propiedad de una abadía desde la Alta Edad Media.

El sexto lugar nos devuelve a la región de Borgoña, con el Domaine Leflaive Montrachet Grand Cru. Este vino, cuyo precio se sitúa en torno a los 5.000 euros (unos 5.700 dólares), es producido por una bodega borgoñesa que lleva en manos de la misma familia desde comienzos del siglo XVII, cuyo significativo prestigo está particularmente asociado a los vinos blancos que produce. Los viñedos Montrachet son considerados la joya de la corona en lo que a vino blanco de Borgoña se refiere. Estos viñedos, que producen algunos de los vinos más caros y especiales del mundo, son frecuentemente considerados como la máxima expresión de la variedad de uva Chardonnay.
Picture
Bodega Domaine Lefleve
El séptimo lugar nos mantiene anclados en la región de Borgoña con el prestigioso y rotundo Domaine de La Romanée-Conti Montrachet Grand Cru, vino considerado profundo, voluptuoso y de atractiva personalidad, con precio de venta en torno a los 4.000 euros (unos 4.600 dólares). Procedente de un pequeñísimo viñedo de menos de una hectárea de uva Chardonnay, tiene una producción de tan sólo 1.500 botellas al año.

Continuando en Borgoña, pasamos al octavo puesto con el Domaine Leroy Musigny Grand Cru, elaborado en Borgoña y a la venta a un precio habitual de 3.950 € (unos 4.500 dólares)- cabe mencionar que este vino ha sido igualmente vendido por un precio cercano a los 12.000 euros. La bodega responsable de su producción está a dirigida por la enóloga y propietaria Lalou Bize-Leroy, que adquirió la propiedad en 1988 y la gestiona en concordancia con los valores asociados a la agricultura ecológica. Con superficie de cultivo de alrededor de 20 hectáreas, supera con creces la de muchas otras bodegas presentadas anteriormente.

Por último, Domaine Jean-Louis Chave Ermitage Cuvée Cathelin se encuentra en el noveno puesto del ranking a un precio de 3.800 € (aproximadamente 4.300 dólares). La familia Chave es uno de los nombres más antiguos en el mundo del vino. Su historia se remonta hasta 1481, año desde el que se considera comenzaron a producir uno de los mejores vinos del mundo. Desde entonces, la producción de exquisitos vinos ha sido transmitida de generación en generación dentro de la familia, siendo Jean-Louis Chave la 16ª generación de su familia en dirigir la producción de este renombrado vino.

A continuación, un vídeo en español sobre el vino AurumRed Serie Oro.
 


Comments


Your comment will be posted after it is approved.


Leave a Reply